Masan

Secadero de Jamón

Máximo cuidado y selección de la materia prima

 

La calidad final de un jamón depende, en un 70% de la materia prima, el cerdo. La búsqueda de la máxima calidad y de la satisfacción de nuestros clientes ha guiado el trabajo en Masan desde hace más de 50 años, cuando se tomo la decisión de criar una raza propia de cerdo ibérico en las dehesas, asegurando la calidad del producto desde el origen.

Masan cuenta con una planta dedicada a la curación y deshuese de jamones, situadas en Zaratamo con una producción anual de 10.000.000 piezas.


Secadero de Jamón


El secadero, dotado con tecnología de primera línea, poseen la certificación APPCC/HACCP y la norma de calidad ISO 9001; además procesamos únicamente piezas que provienen de animales seleccionados y despiezados bajo el control de Masan.

Durante 1 día se almacenan en una cámara refrigerada y se colocan en unos soportes dotados del etiquetado que contiene la información de cada partida. El peso determina el grado de salazón que necesita cada pieza y se almacena en salas con temperatura y humedad controladas.

Tras la salazón los jamones se lavan eliminando la sal y se procede al curado (nunca inferior a los 14 meses) en grandes espacios y en condiciones ambientales controladas.